Antiguo blog de IPLMH

Duas antes de dormir

Bismika rabbi uaDa’tu yanbi ua bika arfa’uhu fa in amsakta nafsi farHamha ua in arsaltaha faHfaDH ha bimá taHfaDHu bihi ‘ibádakaS SaliHín

En Tu nombre ¡mi Señor! Me acuesto y en Tu nombre me levanto.  Si tomas mi alma ten misericordia de ella, y si la dejas protégela de la manera que lo haces con Tus siervos rectos.

Alláhumma innaka jalaqta nafsi ua anta tauaffáha laka mamátuha ua maHiáha in aHieitaha faHfaDH ha ua in amattaha fagfir laha al-láhumma inni as’alukal ‘afia

¡Oh Allah! Tú has creado mi alma y Tú la tomarás; a Ti pertenece su vida y su muerte.  Si le das vida protégela y si la das muerte perdónala.  ¡Oh Allah! Te pido salud y bienestar.

Bismikal-láhumma amútu ua aHia

Invocando Tu nombre ¡Oh Allah! Vivo y muero.

Alláhumma rabbas samauáti sab’i ua rabbal ‘arSHil ‘aDHími rabbana ua rabba kul li SHei’in fáliqal Habbi uan naua ua munaZZilat tauráti ual inyíli ual furqáni a’údhu bika min SHarri kul li SHei’in anta ájidhun bi náSiatih al-láhumma antal auualu fa leisa qablaka Shei’un ua antal ájiru fa leisa ba’daka Shei’un ua antaDH DHáhiru fa leisa fauqaka SHei’un ua antal báTinu fa leisa dúnaka Shei’uniqDi ‘annad deina ua agnina minal faqr

¡Oh Allah! Señor de los siete cielos y del Trono Grandioso, Señor nuestro y de todas las cosas.  Quien hace germinar los granos y el hueso del dátil.  Quien ha revelado la Torá, el Evangelio y el Corán, me refugio en Ti del mal de todo lo que has creado.  ¡Oh Allah! Tú eres el Primero y nada existió antes de Ti, el Último y nada puede existir sin Ti; Tú  eres el

Conocedor de lo manifiesto y de lo oculto.  Salda nuestras deudas y protégenos de la pobreza.

Al Hamdulilláhil ladhi aT’amana ua saqána ua kafána ua auána fa kam mimman la káfia lahu ua la mu’uia

Alabado sea Allah Quien nos ha alimentado, nos ha dado de beber, nos ha protegido y nos ha amparado; y cuántos no tienen quien les proteja ni les refugie.

Al-lahumma ‘álimal geibi uaSH SHahádati fáTiras samauáti rabba kul li SHei’in ua malíkahu aSH hadu an la iláha il la anta a’údhu bika min SHarri nafsi ua min SHarriSH SHaiTáni ua SHirkihi ua an aqtarifa ‘ala nafsi sú’an au ayurrahu ila muslim

¡Oh Allah! Conocedor de lo oculto y lo manifiesto, Creador de los cielos y de la tierra, Señor y poseedor de todas las cosas; atestiguo que no hay divinidad salvo Tú.  Me refugio en Ti del mal de mi alma y del mal de Satanás y su idolatría, y de cometer un mal en detrimentro propio o del prójimo.

Colocar la mano derecha bajo la mejilla y decir 3 veces:

Alláhumma qini ‘adhábaka iauma tab’azu ‘ibádak

¡Oh Allah! Protégeme de Tu castigo el día que resucites a Tus siervos.

Realizar wudu (ablución), recostarse sobre su lado derecho y decir:

Alláhumma aslamtu nafsi ileika ua fauuaDtu amri ileika ua uayyahtu uayhia ileika ua alya’tu Dhahri ileika ragbatan ua rahbatan ileika la malya’a ua la manya minka il la ileika ámantu bi kitábikal ladi anZalta ua bi nabíikal ladi arsalta

¡Oh Allah! Me someto a Ti, en Ti confío mis asuntos, a Ti dirijo mi rostro y me refugio en Ti con esperanza y entrega.  No tengo refugio ni salvación de Ti sino aferrándome a Ti.  He creído en el Libro que has revelado y en el Profeta que has enviado.

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: